En ocasiones, viajamos a miles de kilómetros y no nos damos cuenta que en España, tenemos eso que buscamos en países lejanos. Desde AsturiasTB queremos enseñaros algunos de esos rincones mágicos de los que puedes disfrutar en este país que tanto ofrece.
Para realizar este post, han colaborado con nosotros viajeros pertenecientes a varias asociaciones de travel bloggers en España. Seguro que te sorprenderán muchos de los lugares que aquí te enseñamos. No dudamos que cuando termines de leer este artículo, tendrás clara la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Tú próximo viaje será por España?

 

 

Un Destino entre mis Manos | AndalucíaTB

Cádiz

Fundada por los fenicios en el primer milenio antes de Cristo, Cádiz es la ciudad más antigua de Occidente. Hay que visitar la ciudad para comprobar que tiene una luz especial y descubrir el motivo de por qué todo aquel que la visita, se enamora de ella.

La ciudad se divide en dos zonas, el centro histórico y extramuros, separadas por Puerta de Tierra, la única puerta por la que se podía entrar a pie cuando Cádiz era una ciudad amurallada.

Lo mejor es dejarse llevar por las estrechas calles del centro y descubrir su encanto. No te puedes perder la plaza del Ayuntamiento, su Catedral, la plaza de las Flores, el Mercado Central, el Teatro Romano, el Teatro Falla o la playa de la Caleta, la única que hay en el centro y donde verás uno de los mejores atardeceres del mundo. Si te asomas al Campo del Sur, verás que guarda un gran parecido con el Malecón de La Habana (imágenes de la película de James Bond, 007: muere otro día, se rodaron ahí).

En el Museo de Cádiz encontrarás dos sarcófagos fenicios, además, de otros restos arqueológicos de época fenicia y romana.

Para disfrutar de un buen día de playa, en la zona de extramuros se encuentran las playas de Santa María del Mar, La Victoria y Cortadura.  

Si tienes varios días para descubrir Cádiz, te animamos a conocer algunos lugares de la provincia donde encontrarás playas de infarto, naturaleza, pueblos con encanto y una excelente gastronomía.

 

 

ArqueoTrip  | Madrid TB

Ciudadela Íbera de Fuente de la Mota en Barchín del Hoyo (Cuenca)

Este es uno de los proyectos de cultural local que más nos gusta en ArqueoTrip. ¿El motivo? Barchín del Hoyo es un municipio de la provincia de Cuenca con unos 90 habitantes, que ha apostado por el turismo cultural como un factor diferenciador y de desarrollo local.

Qué descubrirás en Barchín el Hoyo que hace de este municipio conquense un lugar único.

Fuente de la Mota es el único asentamiento prerromano, adscrito a la cultura ibérica, visitable en la provincia de Cuenca. Fundada hacia el siglo V a.C. estuvo ocupada hasta principios del siglo I d.C. Las excavaciones sacaron a la luz los restos de una de las ciudadelas iberas más fortificadas en el curso medio del río Júcar. Se recuperaron muchas piezas arqueológicas. Estos restos junto a los análisis botánicos, óseos, minerales, etc., permiten reconstruir el modo de vida de sus pobladores. Además, se ha documentado la recolección de miel y plantas aromáticas, así como el consumo de cerveza y vino.

Averiguar el porqué de su emplazamiento, ver los restos de sus fortificaciones, las huellas de los carros, entrar por la puerta principal, ver las casas, talleres y lugares de almacenamiento. En definitiva, conocer el modo de vida de las gentes que allí habitaron.

El Ayuntamiento de Barchín del Hoyo ha apostado por el turismo cultural. La visita guiada con Antonio Madrigal, arqueólogo y guía es una fabulosa experiencia. Uno de los aspectos que más nos gustan es la implicación de sus habitantes. La Asociación Cultural Iberos de Barkin Recreación Histórica, es un claro ejemplo de ello.

En este enlace te dejamos un poco más de información sobre Fuente de la Mota

 

 

Petiscos Galegos | Galicia TB

Segovia: patrimonio de la humanidad

Seguro que todos conocéis (aunque sea de oídas) el Acueducto de Segovia, la “Dama de las Catedrales” o el Alcázar. Pero ¿cuántos los habéis visitado?  

Esta joya, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985, se encuentra en la comunidad de Castilla y León, al norte de la comunidad de Madrid. 

Nada más llegar nos maravillamos con la estratégica ubicación de su casco histórico, elevándose entre los ríos Eresma y Clamores que tanto gustó a los romanos.  

Las visitas obligadas son:

El Acueducto romano: lugar de entrada a la ciudad vieja, construido en el siglo I por los romanos, se extiende 728 metros y conserva 166 arcos con una altura máxima de 28 metros. Os recomiendo la visita nocturna, cuando la iluminación lo hace todavía más bello.

Plaza mayor y La Catedral: Llamada la Dama de las Catedrales en la que destacamos el claustro de origen románico, el altar neoclásico y el Cristo Yacente. Os recomiendo la visita guiada con subida al campanario, además de las espectaculares vistas os contarán las curiosas historias de sus campanas.

El Alcázar: Construido en el siglo XII, si no lo conoces te sorprenderá nada más verlo, seguro que lo primero que piensas es que parece un castillo de cuento y es que, esta maravilla sirvió de inspiración al mismísimo Walt Disney en alguna de sus películas más icónicas como Cenicienta y Blancanieves.  

Pero Segovia tiene mucho más que ofrecer y no debes perderte:

    . Un paseo por la muralla

    . Visita a la judería

    . Visita a la Sinagoga Mayor

Y por supuesto, no puedes dejar de probar sus platos típicos: cochinillo y cordero asado, torreznos, judiones de la Granja…

Si vas con tiempo aprovecha para visitar la Granja de San Ildefonso, el Palacio de Riofrio o hacer una ruta en globo. 

 

 

Kris por el mundo | MadridTB

Tenerife

Una de las islas más atractivas que podemos visitar en las Canarias es sin duda Tenerife. Sus playas no son las mejores del archipiélago, aunque son un complemento perfecto para sacar partido a todas las opciones que ofrece esta maravillosa isla en la que disfrutar de impresionantes paisajes, bonitos pueblos y buena gastronomía. Pasar una semana en Tenerife da para mucho, solo hay que organizar bien el tiempo para sacar el máximo partido a cada día de estancia en la isla.

Para empezar ¿qué tal una ruta por el norte de la isla? Es en esta parte de Tenerife donde se encuentran algunos de los pueblos de visita obligada. Podemos empezar por San Cristóbal de la Laguna, una localidad de casas de colores, museos que esconden patios llenos de vegetación y balcones de madera que son una verdadera joya. Una joya del mismo tipo que esos otros balcones que han hecho famosas algunas de las casas que ver en La Orotava, un pueblo desde cuyos miradores se puede disfrutar de unas vistas fantásticas de la localidad, el mar e incluso algunos campos de cultivo.

¿Queréis seguir conociendo los lugares que ver en Tenerife? Pues sin dejar el norte se puede continuar ruta hasta Icod de los Vinos. Allí se encuentra ese drago milenario que hay que ver para creer su tamaño. Antes de irnos al sur, en busca de playa, un paseo por Garachico, con su Castillo de San Miguel y las famosas piscinas naturales.

Después de hacer esta ruta por Tenerife, nada mejor que ir al sur de la isla para disfrutar de algunas de sus mejores playas. La de las Américas, la de los Cristianos a alguna de las de Costa Adeje. Eso sí, antes de llegar a ellas hay que hacer una parada obligada: el Teide. Recorrer el Parque Nacional del Teide, con sus coladas de lava, es como viajar a la Luna (bueno, en realidad eso es un suponer, pero puede que nuestro satélite tenga ese aspecto). Si podéis subir a lo alto del volcán, no os lo perdáis. Los días claros las vistas desde lo más alto son una maravilla.

 

 

A golpe de Botas | MadridTB

El Valle de Tena es una de nuestras zonas favoritas de España. Este valle se encuentra ubicado al norte de la provincia de Huesca, muy cerca de la frontera con Francia.

Si vienes a visitar el Valle de Tena no puedes dejar de visitar algunos de sus lugares con más encanto, el recuperado pueblo de la Lanuza a los pies del embalse del mismo nombre, pueblos con la arquitectura típica de esta como Hoz de Jaca, Sallent del Gallego y el Balneario de Panticosa.

Si buscas soltar un poco de adrenalina en tus días por el Valle de Tena, en el pequeño pueblo de Hoz de Jaca se encuentra la Tirolina de Valle de Tena, es la tirolina doble más larga de Europa. 950 metros.

Además de todo esto, es imprescindible hacer al menos una ruta de senderismo por el valle. Nosotros te proponemos dos rutas.

  1. Ibones de Anayet

La subida empieza desde la estación de esquí de Formigal. Es una ruta clásica de esta zona del Pirineo. A unos 2.200 metros de altitud encontraremos los ibones a los pies del Anayet, un pico de origen volcánico, y al fondo de esta estampa el pico Midi d’Ossau. Un paisaje para disfrutar durante horas y horas.

  1. Ibón de Sabocos

La ruta comienza desde Panticosa. Para hacer esta ruta hay varias opciones.

Se pueden caminar los 21 kilómetros completos desde el pueblo, subir hasta el Ibón de Sabocos, y volver a Panticosa por la zona del Valle de la Ripera. Para acortar la ruta se puede coger el telecabina de la estación de esquí de Panticosa y comenzar a caminar desde una cota más elevada. Otra opción es coger el tren turístico del El Sarrio, que nos lleva hasta el interior del Valle de la Ripera.

 

 

 

El viaje del mapache | AndalucíaTB

Montefrío, Granada

Todo el mundo conoce Granada por su maravillosa Alhambra, pero tanto la ciudad como la provincia esconde verdaderos tesoros, como, por ejemplo, el pueblo de Montefrío a sólo 50 kilómetros de la capital.

Esta localidad se encuentra en plena comarca del Poniente granadino entre escarpadas cimas de las cordilleras penibéticas que atraviesan todo el sur de España. Su característico ‘skyline’ lo hizo conocido a nivel mundial tras ser nombrado por National Geographic como uno de los diez pueblos con mejores vistas del mundo. Montefrío es, sin duda alguna, uno de los lugares más instagrameables en Andalucía.

Una impactante fortaleza árabe junto con la iglesia de la Villa coronan la conocida como peña de los Gitanos bajo la que se cobija todo el pueblo. La cima de la colina es otra de las muestras históricas del paso de las diferentes civilizaciones que conquistaron y poblaron Andalucía. Su casco histórico esconde además ese encanto de los pueblos granadinos con pasado islámico, con verdaderas joyas como su más que peculiar iglesia de la Encarnación, de forma circular.

Como es habitual en toda Granada, el patrimonio histórico se complementa a la perfección con la espectacular gastronómica de la provincia. Una combinación de sabores única de un territorio que aúna las montañas más altas de la península ibérica y con la Costa Tropical. En Montefrío se puede disfrutar de platos típicos como el gazpachuelo, la tortilla de collejas o los sesos al mojeteo, entre otros. ¡Y de postre, un pionono! ¿Has probado esta delicia?

 

 

Modo Traveller   | Comunidad Valenciana TB

Alicante 

Alicante tiene luz, tiene sabor, tiene sonrisas. Alicante tiene olor a mar, tiene brisa, tiene magia. Hay muchos motivos por los que recomiendo visitar Alicante. Tiene playas kilométricas con bandera azul y un clima que nos permite disfrutarlas prácticamente todo el año.
Las opciones para practicar deportes acuáticos son múltiples. Desde snorkel, windsurf, vela, padel surf o buceo, etc. Un auténtico paraíso para los amantes del mar.
Localidades como Jávea o Calpe te enloquecerán y ciudades como Benidorm te harán vibrar. Pasear las calles blancas de Altea será un sueño, pero necesitarás un pellizco para creer que tienes una laguna color rosa ante tus ojos en Torrevieja.

Pero Alicante no es solo costa. Alicante tiene parques naturales como la Sierra de Mariola o la Font Roja donde disfrutar de unos días de montaña y respirar aire puro. También puedes jugar a príncipes y princesas recorriendo alguna de las rutas de castillos de la provincia: Sax, Villena, Castalla… son solo algunas de las localidades donde podrás encontrarlos.

También tiene pueblos con encanto como Castell de Guadalest y podrás darte un homenaje gastronómico con sus más de 100 variedades de arroces. Pescados, mariscos, verduras de la huerta… Comer en Alicante es todo un placer, tanto por la materia prima como por el mimo en la cocción de sus platos.

Si quieres saber más, te invito a conocer más sobre Alicante aquí.

 

 

Rutas por España | Castilla y León TB

Mogarraz

Gracias a la oportunidad que me da AsturiasTB para poder hablar de algún destino de España, he decidido hablar de mi tierra Salamanca y acercaros a uno de los pueblos con más encanto de la Sierra de Francia. Dejando a un lado pueblo tan bonitos como La Alberca, Sotoserrano (mi pueblo), San Martín del Castañar o Miranda del Castañar. Me he decidido por Mogarraz.

Por si alguien no conocer la arquitectura serrana, se caracteriza por sus fachadas en entramados de madera y piedra. Algunos pueblos mantienen esta arquitectura en todas sus casas, como es el caso de Mogarraz, donde el diseño de sus viviendas se ve acompañados por los retratos en lienzo de sus vecinos.

Esta cosa tan curiosa se debe a un pintor local, que decidió transformar aquellas fotos antiguas de la postguerra en lienzos. Tras terminar su obra regaló todos sus cuadros a los vecinos de Mogarraz que optaron por colgarlos en sus fachadas. Hoy el proyecto sigue vivo y son cada vez más los cuadros que acompañan las fachas de las casas de Mogarraz, junto a su iglesia parroquial, donde una vez fallecidos, quedan como recuerdo a sus familias.

Así que, si todavía no conocer la Sierra de Francia, te invitamos a descubrir este rincón salmantino lleno de pueblos preciosos, gastronomía y tradiciones originales, y paisajes únicos.

 

 

Viaje con Pablo | Castilla y León TB

Arribes del Duero, el arrebatador cañón que separa dos países

La belleza natura más sublime y la tranquilidad más anhelada. Dos conceptos que parecen reñidos en los tiempos que vivimos donde la masificación puede alcanzar el rincón más recóndito. Las Arribes del Duero (o los Arribes como se denominan en Zamora) son una bendita excepción. Uno de los cañones fluviales más espectaculares de toda Europa permanece ajeno a cualquier tipo de aluvión turístico. Salamanca y Zamora comparten un parque natural donde un desfiladero de paredes escarpadas e interminables separa España y Portugal. Senderismo, miradores, cascadas, paseos en barco, gastronomía, tradición… Los alicientes son innumerables y la garantía del codiciado sosiego, es el mejor reclamo posible.

Es complicado recorrer las Arribes del Duero de una tacada, pero hay algunas paradas imprescindibles. Empezando de sur a norte por la provincia de Salamanca nos podemos perder por los campos de almendros de La Fregeneda y la vía férrea convertida en una especie de Caminito del Rey más intenso que comunica España y Portugal a través de una sucesión de puentes y túneles. Aldeadávila de la Ribera, con dos de los más espectaculares miradores de las Arribes: el del Fraile y el Picón de Felipe. Y además con una playa, la del Rostro, donde parte un barco que navega por el Duero en el tramo donde el cañón es más profundo. Pereña de la Ribera, con el Pozo de los Humos, la cascada ‘amazónica’ de Salamanca. Y ya en Zamora, no nos podemos perder la bonita localidad de Fermoselle, el gran meandro del Duero en Pinilla y la ruta de senderismo de los antiguos molinos de Fariza que concluye en otra de esas atalayas para el recuerdo, Las Barrancas.

 

 

 

Nunca sin viaje | GaliciaTB

Isla de Sálvora, A Coruña

Naturaleza, historia y leyendas. Eso, y mucho más, es lo que encontraréis en la isla de Sálvora. Nunca sin viaje nos invita a descubrir la gran desconocida del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. Sálvora, a pocos minutos en barco desde tierra firme, está llena de secretos y misterios. 

Tras una agradable travesía entre las bateas de la ría de Arousa, nada más llegar nos da la bienvenida la estatua de una sirena que, según dicen, fue la antecesora de los antiguos propietarios de la isla. 

Junto a la playa, los cormoranes secan sus alas al sol y las gaviotas sobrevuelan las olas en busca de alimento. El pazo y la aldea abandonada nos cuentan historias de otra época, cuando Sálvora todavía estaba habitada. Junto al faro, en otro extremo de la isla, se elevan las rocas que hicieron naufragar al Santa Isabel, el buque correo que se hundió en una noche de tormenta y hoy se conoce como “el Titanic gallego”. 

Recordaremos a las heroínas de Sálvora: mujeres valientes que no dudaron en arriesgar sus vidas para salvar las de los demás. ¿Y habéis oído hablar de la Santa Compaña? Cuenta la leyenda que esta procesión de espíritus aparece en el alto de Gralleiros, una formación rocosa cerca del faro, y vaga por los caminos de la isla de Sálvora en medio de la noche. 

¿Os habéis quedado con ganas de más? En este caso, os recomendamos que vengáis a Galicia para conocer esta y otras islas del parque nacional que enorgullece a los gallegos.

 

 

 

A mamá le gusta viajar | Comunidad Valenciana TB

Castellón

Castellón es una de esas provincias que sorprenden más allá de sus atractivos más turísticos como son sus playas y conocidos pueblos como los costeros Oropesa, Benicassim, Peñíscola o la amurallada Morella, ya en el interior. 

La segunda provincia más montañosa de España esconde tesoros que resultan unas joyas cuando las descubres.

El interior guarda celosamente una riqueza patrimonial y natural asombrosa, como una ermita enclavada en la roca frente a un meandro en el pueblo de Zorita del Maestrazgo, unas ruinas de baños árabes al aire libre del siglo XIII con rutas sorprendentes y aguas con una temperatra permanente de 25º en el pueblo de Montanejos,  un pueblo-museo de arte urbano inacabado que se renueva anualmente como es Fanzara; o Culla, pueblo templario el cuál se ha sumado recientemente a la lista de los Pueblos Más Bonitos de España (junto a Peñíscola, Morella y Villafamés) y donde también se pueden visitar unas mina de hierro del siglo XIX. 

Una visita muy curiosa que también podéis hacer es el Parque Natural de la Tinença de Benifassà con sus pequeños pueblos, el pantano y El Jardín de Peter, donde un hombre ha integrado un mundo de fantasía en el paisaje de montaña mediante el reciclaje y la técnica del trencadís (mosaico de azulejo). Un lugar mágico con estanques, casitas, miradores y esculturas coloristas.

Pero además de eso, en Vall d´Uxó se encuentra el río subterráneo navegable más largo de Europa, una visita indispensable en la provincia. Tampoco podéis dejar de conocer Onda y su castillo, del que dicen que tenía tantas torres como días el año y que celebra una de las mejores Ferias Medievales sobre el segundo fin de semana de agosto.

Por supuesto, no os vayáis de Castellón sin visitar su capital y el barrio de pescadores de El Grao

 

 

La Naranja Viajera | BarcelonaTB

Girona, ciudad inmortal

Muchos se sorprenden cuando visitan Girona, pues no esperaban encontrar una ciudad con tal encanto y belleza. Y es que en Girona tiene un increíble casco histórico, dominado por construcciones medievales con reminiscencias romanas, árabes y hebreas, en contraste con una ciudad moderna de activa vida.

Visitar Girona es un MUST si viajas a Cataluña, pues es una pena que muchos turistas la desconozcan. 

Es obligatorio dejarte perder por su casco antiguo, donde pasearás entre las callecitas estrechas del barrio judío – uno de los mejor conservados de Europa -, caminarás por sus añejas calles de adoquines – escenario de varias escenas de la sexta temporada de Juego de Tronos -, admirarás las fabulosas fachadas de colores de las casas colgadas en el río Onyar… 

También es famosa la Catedral y sus escalinatas con 90 escalones, los jardines de la Muralla, la Muralla en sí, la subida de Sant Domènec, la Rambla… Un verdadero gozo perderse por todo el casco antiguo donde además, te rodearás de numerosas leyendas a cada paso que des. Por ejemplo, puede ser que te preguntes ¿por qué las moscas son un símbolo de la ciudad? ¿por qué la gente se sube a besar el culo de una leona de piedra? ¿encontrarás la Bruja convertida en gárgola de la Catedral?

Son solo algunas de las preguntas que tienen como respuesta algunas de las muchas leyendas de Girona.

Y no puedes irte de la ciudad sin probar su gastronomía local, como comerte un “Xuixo”, una “butifarra dulce”, una “tabla de embutidos”… Y mientras comes, hazlo con una “Tisana” – aviso, no es una infusión – y brinda con un chupito de “Ratafia”

 

 

A world to travel | GaliciaTB

Costa da Morte, Galicia  

Os proponemos una ruta a pie por una de las zonas más salvajes de la península ibérica: Costa da Morte.

Nadie está de acuerdo en dónde comienza y termina la maravillosa Costa da Morte en Galicia, por lo que tomaremos el pueblo pesquero de Fisterra como el comienzo de nuestra ruta (a donde muchos peregrinos se dirigen tras llegar a Santiago para prolongar unos días más su periplo) y Malpica, a 30km a pie que pueden hacerse en una o dos etapas, como el final de la misma.

Famoso por ser uno de los puntos más occidentales de toda Europa y considerado el ‘fin del mundo’ cuando aún no se conocía la existencia de América; Fisterra tiene un faro desde el que observar la puesta de sol que atrae a muchos a diario. Malpica, a su vez, es un típico pueblo marinero donde, entre otras cosas, degustar la afamada gastronomía gallega.

Lires, Muxia, Camariñas, Camelle y Corme también merecen una visita. Entre ellos podrás encontrar faros, acantilados y playas excepcionales que rara vez se llenan de gente. Una de las principales razones es por la crudeza de su climatología, por aquí las tormentas entran campales y en el pasado llegaron a causar muchos estragos. Y de ello son buen testigo las docenas de barcos hundidos que se encuentran en el fondo del mar en la zona. Ahora seguro que ya entiendes mejor de dónde viene el nombre de Costa da Morte.

Si te atreves a explorarla, resérvate al menos dos días. ¡No te dejará indiferente!

 

 

 

Viajeros 3.0 | Castilla y León TB

Las Merindades en el norte de Burgos

Vamos a recorrer un pedacito de la provincia burgalesa. Allí donde el verde colorea montañas y valles frondosos, donde el caprichoso curso de los ríos nos ofrecen estampas de una belleza sin igual y donde la arquitectura medieval toma su máxima expresión a través de preciosos pueblos castellanos con mucho encanto. Así es la Comarca de las Merindades, un secreto aún por descubrir dentro de la Cordillera Cantábrica. 

En un recorrido en coche de varios días por esta extensa comarca no pueden faltar algunas de las visitas imprescindibles como los pueblos de Frías, Tobera y Puentedey, las cascadas de Pedrosa de Tobalina, Peñaladros o de las Pisas, la impresionante red subterránea de galerías de Ojo Guareña, o rincones tan alucinantes como el monasterio abandonado de Santa María de Río Seco junto al cauce del río Ebro. 

En cuanto a espacios naturales protegidos cabe destacar el Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón, los Montes Obarenes o el Monumento Natural Monte Santiago, dentro del que encontramos la cascada más alta de España, el Salto del Nervión. Y esto sólo por poner algunos ejemplos. La belleza del norte de Burgos es proporcional al enorme desconocimiento que aún existe sobre esta zona. Sin duda, una opción muy a tener en cuenta cuando retomemos el turismo nacional.

 

 

Invierno en la playa | Eusko TB

Bahía Pasaia: naturaleza, pueblos con encanto y museos singulares en la costa gipuzkoana.

A unos 7 km de San Sebastián y su famosa bahía de La Concha encontramos otra de las bocanas más hermosas de Gipuzkoa. La bahía de Pasaia y los cuatro distritos que la forman son una visita imprescindible y de las más bonitas de nuestra provincia. Pasai Donibane (San juan), Pasai San Pedro, Pasai Antxo y Trintxerpe tienen mucho que ofrecer, desde sus preciosos paisajes, estupenda gastronomía y originales museos.

Os proponemos empezar la visita por el casco histórico de Pasai Donibane, seguir su calle empedrada paseando entre casitas de pescadores, la plaza de Santiago o la Iglesia de San Juan Bautista. Muy cerca de la plaza encontraréis la casa palacio de Victor Hugo, donde se alojó el escritor en su estancia en el pueblo en 1843. Desde la plaza puedes dar un paseo hasta Puntas, aprovecha para tomar algo en la Cantina, en plena bocana de la bahía. Desde aquí podrás ver en todo su esplendor los faros que vigilan la entrada y salida de barcos.

Algo típico y muy pintoresco es cruzar de Donibane a San Pedro en barca motora. Evitarás tener que rodear la bahía y, en apenas un minuto, habrás pasado de un lado a otro. En San Pedro, además del muelle pesquero, encontrarás un casco histórico precioso y dos de los museos más singulares de la Costa Vasca: el museo Albaola y el barco museo Mater. La Factoría Marítima Vasca, Albaola, recupera la tradición marítima de Pasaia construyendo una réplica del ballenero del siglo XVI, nao San Juan. Si subes a bordo del Mater, descubrirás como era la vida a bordo de un auténtico atunero vasco. Durante la visita guiada podrás conocer su historia, las distintas técnicas de pesca y como fue construido a la manera tradicional.

Te recomendamos que no dejes la bahía de Pasaia sin degustar un delicioso pescado fresco, sardinas o txipirones de anzuelo. On egin!

Yendo por la vida | Eusko TB

Gorliz y Plentzia, un paseo por la Costa de Bizkaia

Gorliz y Plentzia son dos localidades cercanas a Bilbao que están unidas por sus playas en una bahía bañada por el mar Cantábrico. 

Gorliz entre el mar y el monte

En el extremo oriental se encuentra la Playa de Astondo, protegida por un espigón, desde donde parte el Paseo Marítimo que enlaza con la Playa de Gorliz y la de Plentzia.
En Astondo encontramos unas dunas petrificadas junto al inicio de la ruta del Faro de Gorliz. Esta ruta circular nos lleva por los acantilados de la costa descubriendo calas escondidas y los restos de “El Castillito” y de una antigua batería de costa. Al llegar al Faro de Gorliz contemplamos la Isla Billano y desde allí regresamos a la Playa de Astondo por una pista asfaltada, rodeados de pottokas y vacas que pastan en las verdes praderas. 

Después de esta ruta continuaremos por el Paseo Marítimo de la Playa de Gorliz, pasando junto al emblemático edificio del Hospital de Gorliz y el “Pinar”, un espacio natural habilitado con parrillas y mesas. 


Plentzia villa marinera pegada a la ría
Continuamos nuestro paseo por la Playa de Plentzia, que finaliza en la desembocadura de la ría de Plentzia y llegamos hasta su coqueto puerto. Desde aquí seguimos bordeando la ría, salpicada de pequeños barcos, hasta la Plaza del Astillero. Muy cerca se encuentra el casco histórico de Plentzia con sus estrechas  calles peatonales.

Además, en el paseo de la ría de Plentzia se puede degustar un delicioso arroz con bogavante en el Restaurante Arrarte, un pescado a la brasa en el Asador Gurea o probar los pintxos del Bar Batela.
Finalmente terminamos nuestro paseo en un molino de mareas, junto al Puente de Plentzia. Y si se tiene tiempo es recomendable acercarse en coche hasta Barrika para contemplar su espectacular Flysch.

Gracias a todos los bloggers por participar en este post colaborativo, y es que si en algo destacamos en España es en saber trabajar en equipo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *